Los muros y México están de moda

Los muros y México están de moda

No, no nos referimos a las amenazas del presidente de nuestro vecino del norte; en cambio nos referimos a la popularidad que ha encontrado el diseño de interiores mexicano.

El mercado inmobiliario mexicano ha tenido un crecimiento importante en los últimos años; en especial en las denominadas micro ciudades; de acuerdo a Tu casa express, más mexicanos han adquirido inmuebles o iniciado un fondo de ahorro con las intenciones de adquirir uno en este año en este año.

El diseño interior mexicano es un estilo que se caracteriza por su calidez acogedora y detalles intricados que resaltan el origen cultural del espacio.

Los colores son un básico para la cultura mexicana y aunque en un diseño tradicional estaría lleno de explosiones de colores vibrantes y ricos en pigmentos, el estilo contemporáneo se basa en la integración de pequeñas explosiones coloridas en ambientes neutros.  En efecto el estilo mexicano es particularmente bueno en crear aquello que todos buscan actualmente en sus habitaciones “un punto focal”.

Así mismo para los diseñadores mexicanos una prioridad son los materiales y texturas naturales provenientes de diferentes regiones del país y que resaltan el origen endémico de los mismos.  Estos se emplean en combinación las tendencias modernas de concreto, aluminio y acero; efectivamente creando una propuesta rica que reconecta lo clásico con lo moderno.

Los tejidos y textiles toman una gran importancia para el interiorismo mexicano, ;  puesto que constantemente se busca recompensar el trabajo artesanal de las diferentes regiones integrándolo en el diseño para generar una propuesta rica en textura y que reconforte a la persona.

El diseño mexicano tiene un punto al centro de todo y eso es la relación de la persona con su hogar, su ambiente; los espacios deben recibir a la persona de manera acogedora e invitarlo a relajarse, mientras que al mismo tiempo rescata la tradición y los elementos como la artesanía y las piezas arqueológicas en un ambiente de líneas y espacios abiertos de los estilos contemporáneos actuales.

El diseño mexicano sobresale del resto debido a esta capacidad de unificar lo hogareño con lo moderno.